La persona detrás de la cámara.

Me encanta… cuando año tras año conozco a nuevas parejas. Verles sonreír y que sean ellos mismos cuando están delante de mi objetivo. Sentir la magia cuando les hago las primeras fotos. Esperar con nervios la llegada del gran día. El abrazo que me da el novio al verme llegar, y la mirada de tranquilidad de la novia al entrar en su casa. Viajar y empaparme de la cultura e historia de cada sitio al que voy. Leer un libro sin prisas. Dar largos paseos y respirar. Disfrutar de una buena peli. Conectar con las parejas consiguiendo ser uno más de la familia. Creer que Todo es Posible. La primavera, el verano y el otoño… y el invierno también. Clientes que se convierten en amigos. Ilusionarme como un niño con cada nuevo proyecto. Sonreír a la gente por la calle y que me devuelvan la sonrisa. Escuchar canciones que llenan el alma. Mi familia. Hacer películas y fotos.

¡Gracias! Por visitar mi sitio web, por sentiros identificados, por creer en el amor, por brindarme la posibilidad de capturar vuestros sueños. Sobre todo, gracias por permitirme capturar todos esos momentos que os permitirán volver a recordar y sentir.

Las imágenes se convierten en el único recuerdo que dejarás a tus hijos y a los hijos de tus hijos. ¿Cómo quieres mostrar todos tus momentos de felicidad? ¿Cómo asegurarse de que heredan un valioso tesoro visual? Cuéntame tus sueños e ilusiones, estoy seguro que encontrarás en mi al fotógrafo que buscas.

Si has llegado hasta aquí, es quizás porque te ha gustado mi trabajo. ¿Te animas a contarme un poco más acerca de vosotros y vuestras ideas e ilusiones?